El Museu del Taulell "Manolo Safont" de Onda recibe un dilatómetro de los años 70

21/03/2019

La empresa ondense Vernís ha donado este instrumental a la ciudad con motivo de su 50 aniversario

El Ayuntamiento de Onda ha recibido un dilatómetro de la década de los 70 para el Museu del Taulell ‘Manolo Safont’. La empresa ondense Vernís ha llevado a cabo esta donación con motivo de la celebración de su 50 aniversario, ya que en 1969 inició su actividad en la localidad. El alcalde de Onda, Ximo Huguet, ha recibido en la institución museística a los representantes de la firma y ha manifestado su “agradecimiento por este donativo que lleva a cabo Vernís y que hará mucho más interesante y didáctica la colección de nuestro centro museístico. Pero también quiero dar las gracias a la empresa por haber confiado siempre en Onda para crecer y desarrollar su actividad cerámica, ya que, gracias a compañías como ésta, somos un referente mundial en la industria azulejera y han sido y son un verdadero motor para la economía de nuestra localidad”.

Además, el alcalde ha querido felicitar a los representantes de Vernís por esta efeméride y los ha animado a “seguir apostando por nuestra ciudad y confiando en nuestra gente. Somos conscientes de que la industria cerámica es la que debe impulsar nuestra economía y por eso desde el consistorio estaremos siempre al lado de las empresas de Onda, como sabemos que las empresas estarán siempre colaborando en construir una ciudad mejor” y ha añadido que “durante esta legislatura, hemos avanzado en la mejora de los polígonos industriales porque sabemos que las empresas deben tener las mejores condiciones para continuar con su actividad y, además, hemos impulsado medidas para facilitar que puedan desarrollar mejor su trabajo, en colaboración siempre con ellas y contando con su opinión”.

El dilatómetro es un instrumental científico de hace unos 50 años que se utilizaba para realizar las medidas de expansión térmica de los esmaltes y sus soportes con el fin de evitar que las piezas cerámicas se cuartearan por la falta de acoplamiento. Dado que en aquella época no existía el cálculo con ordenadores, las gráficas de dilatación se realizaban con una plumilla y tinta china sobre un pequeño cartón, a partir del cual, se hacían a mano los cálculos de los coeficientes térmicos y las temperaturas de transformación y reblandecimiento.



Eventos